jueves, 23 de octubre de 2008

Vida Interior. La gran belleza.



CIRUGIA... no fué por coquetería, no fué una necesidad. No fue a causa de la edad. Hacerse la cirugía. Esto me contó una amiga. Que se hizo arreglo total y que quedó así tal cual, Tal cual como ella quería. Le estiraron las mejillas, le empinaron la nariz y quedó de maravilla, sin ninguna cicatriz. Solo quería ser bella, aún a punta de cuchilla. Se arreglo por todas partes, del rostro a las pantorrillas. Que fue lo que motivo A cortes y cuchillazos Y que la hicieran pedazos... Fue lo que le pregunté y ella me respondió... Mi falta de amor, mi falta de fe. Un aporte personal, para sentirse segura, será esto algo normal, pues su ego no madura. Se atrapa por lo visual y si es que lo piensa un poco, su parte más esencial es la que tiene invisible... Y esa que no es visible... Y que es lo primordial.
D/A UN BESO DE MI ALMA A TU ALMA

Asi lo lei en un bello blog, que rocomiendo, el blog de Grace
Me parecio tan, tan hermoso que quise compartirlo con todas... siempre he pensado que la verdadera belleza esta dentro de cada ser humano, que crece con cada experiencia y se nutre con cada amor, perdemos la vida cuando nos sembramos en una etapa de ella y no le damos cavida a nuevos momentos, tanto o mas bellos que los primeros.

4 comentarios:

Loli dijo...

Que bonitas son tus publicacione, las leo y luego las comento con los mios.

Y que importante es la madurez del alma, a mi es lo que más me preocupa a la hora de educar a mi hijo.

Bss

No me he olvidado del patrón del camino de mesa, esta en alemán y lo estoy pasando a español.

Loli dijo...

Te deje un regalito en mi blog.
Porque sea una amistad duradera.

Bss

Mónica dijo...

Hola Genny!
Gracias por poner textos tan bellos en tu blog.
Quería avisarte que por supuesto acepto el reto de la receta de cocina, ¿entonces yo elijo cualquier receta y luego la pongo en práctica?
Ten una linda semana. Te mando un abrazo
Mónica

mar dijo...

¡Cuanta verdad! estamos demasiado absortos en lo material y no vemos lo espiritual.

¡Feliz finde!, besitos.